PRINCIPAL
Pueblos y Estaciones
Cicloturismo
Viajes y Paseos
Arqueologia Ferroviaria
Eventos
Miscelaneas
Enlaces
ESCRIBIME
Libro de Visitas

Web Site Hit Counter

ALEJANDRO TUMANOFF

VIAJES Y PASEOS

 

Ferrocarril Decauville Molino Bancalari

Arqueologia Ferroviaria

 

6 de Noviembre de 2010

 

Con Jorge Lusona, Hector y Oscar Chavez nos juntamos a bordo de nuestras bicis para buscar restos del viejo ferrocarril Decauville que funciono en la zona de Manzanares, a unos 70 km de la ciudad de Buenos Aires.

Mapa del recorrido original del Pequeno Ferrocarril

En 1874 comienza a funcionar el Molino harinero de la familia Bancalari sobre el rio Lujan proximo a la localidad de Pilar.

El Viejo edificio del molino hoy

Con el paso por Pilar del "Tranvia Rural de la Provincia de Buenos Aires" de los hermanos Lacroze, se construye la Parada Tomas Santa Coloma para atender al Molino. Luego se tendio desde alli una via economica tipo Decauville de unos 5 Km. de longitud en direccion Este para llegar hasta el Molino Bancalari.

Calle El Trebol en Manzanares, por aqui circulaba el trencito rodeado de casuarinas

El pequeno tren circulaba por lo que hoy es la calle Rio Hondo y luego por calle El Trebol. Al acercarse al Rio Lujan el terreno comienza a bajar con lo cual las vias continuaban sobre un alto y angosto terraplen, sorteaba con puentes algunos cursos de agua, el mas importante el arroyo Las Flores.

A la izquierda, restos de un pilar metalico sobre arroyo Las Flores

Detalle del pilar confeccionado con rieles

Otro puente, estribo original de mamaposteria.

Plar de mamposteria del mismo puente

Finalmente cruzaba el Rio Lujan sobre el dique de ladrillos que abastecia el molino para terminar en la otra orilla junto al edificio.

Cuando llega a la zona el Ferrocarril Buenos Aires al Pacifico, este debe cruzar el recorrido del Decauville con los costos importantes que esto implica, entonces se acuerda la construccion de una estacion proxima, Manzanares, y se modifica la traza, partiendo ahora el trencito desde esta estacion hacia el molino.

Luego del cierre del molino el trencito siguio circulando un tiempo mas transportando tarros de leche de los tambos cercanos.

Vagones abandonados

Jorge y Hector observando los vagones

En la actualidad podemos ver claramente el recorrido sobre la calle El Trebol enmarcado entre dos filas de casuarinas, se conservan algunos restos de los pilares de dos puentes, en un caso de mamposteria en otro metalico. Sobre el rio Lujan hay todavia restos del dique que fue demolido en la decada de 1980 para agilizar el escurrimiento de las aguas. En la otra orilla se mantiene aun en pie el edificio del molino y alli tambien encontramos varios vagones en medio de la frondosa vegetacion

Mas vagones del Decauville

Vagones mas cortos

Vagones atrapados por la vegetacion

Ultimamente este recorrido fue declarado de interes municipal por el Consejo Deliberante de la Municipalidad de Pilar.

El amigo Guillermo Regojo nos aporta sus recuerdos de este pequeno ferrocarril:

"Este ramal arrancaba del galpon de la estacion de Manzanares paralelo a las vias del ferrocarril San Martin, luego doblaba a la derecha y se internaba por el camino de los arboles, al llegar al arroyo Las Flores ya iba por terraplen y habia dos puentes de unos 10/15 metros de luz, luego llegaba  al rio Lujan, a este lo cruzaba por un puente sobre un dique de ladrillos, nosotros lo llamabamos tajamar. Del paredon de ladrillos de una altura de aproximadamente 2/2,5 metros salian unos puntales de hierro para sostener al puente propiamente dicho.

Del otro lado, estaba la playa de maniobras con montones de desvios y vias hasta el edificio del molino.

Nunca vi. una locomotora, salvo una zorra a motor que muy pocas veces se uso, siempre que yo recuerdo, fue traccion a sangre. Los caballos, generalmente uno solo, tenian unas anteojeras que no los permitian la vision lateral, sobretodo en el momento del cruce de los puentes.

Sobre los durmientes, en los puentes, colocaban unas losetas de cemento para hacer mas liso el piso.

La gente duena o encargada de este ferrocarril, era bastante poco amigable, siempre fue de uso exclusivo de ellos. En los dias claros, desde los puentes, se podian ver las torres de la iglesia de Lujan.

Iba mucha gente a pasar el dia al rio los fines de semana, pero esta gente empezo a correrlos con armas, y luego una fabrica quimica de Fatima hizo un canal de desagŁe hasta el rio, contaminando todo, y nadie mas pudo usar esta zona".

Otro recuerdo de la zona nos manda Pablo:

"Mi adolescencia la vivi en esos lugares, tengo 60 anos y muchas veces pienso en esos recuerdos y me hace dormir con una paz tremenda. Ibamos a pescar y se pescaba hasta doradillos y reinas que nunca mas vi. Inclusive ibamos a sacar agua al aljibe de vertiente al lado del molino, bajando del tren tambien en bicicleta.

El arroyo las flores caminando desde la ruta 6 a la desembocadura en el Lujan era un vergel, lleno de berro, con nutrias, truchas de arroyo de hasta un kilo y medio (y no es mentira de pescador!), iguanas grandes, muchas vertientes. Un criadero de especies acuaticas. Lo mas que se podia pedir a tan poca distancia de la ciudad."

 

alepolvorines@hotmail.com